Bobinas: aplicaciones en el automóvil. Diagnosis.

La inductancia (L) es una propiedad de las bobinas eléctricas (cable en forma de espiras) por la cual podemos saber cuanto se opone la bobina al paso de la corriente por ella por el efecto de la corriente inducida por la propia bobina (autoinducción). No te preocupes que ahora explicamos todo esto mucho más detalladamente para que lo entiendas.

Podríamos definir la inductancia como “una medida de la cantidad de fuerza electromotriz (voltaje o tensión) generada en una bobina para un cambio de corriente por ella”.

Otra definición sería: “La propiedad de una bobina de inducir fem debido al flujo cambiante de corriente a través de ella”.

La L o inductancia es un factor que depende de las características físicas de la bobina (es decir de la geometría y de los materiales con los que está hecha) y no de la corriente que circula por él. A mayor cantidad de espiras enrolladas que tenga la bobina, la inductancia es mayor. Si además se agrega en el interior de la bobina un núcleo ferromagnético, la inductancia también aumenta. Luego para una misma bobina, este valor es un valor fijo. Entonces….¿De qué depende exactamente la inductancia de una bobina?

La inductancia depende del tamaño y la forma del conductor de la bobina, del número de espiras y del tipo de material que hay en el interior de la bobina.

Si en el núcleo no tenemos nada, será la permeabilidad del aire.

La unidad de inductancia es el henrio, nombrado en honor del físico estadounidense del siglo XIX Joseph Henry, quien fue el primero en descubrir el fenómeno de la autoinducción. Un henrio es equivalente a un voltio dividido por un amperio por segundo. Si una corriente que cambia a la velocidad de un amperio por segundo induce una fuerza electromotriz de un voltio, el circuito tiene una inductancia de una Henry, una inductancia relativamente grande.

La inductancia aproximada de una bobina de una sola capa bobinada al aire y para bobinas que tengan una longitud igual o mayor que 0,4 veces el diámetro de la bobina, puede ser calculada con la fórmula simplificada:

L (microH)=d².n²/18d+40 l

L= inductancia en microhenrios
d= diámetro de la bobina en pulgadas
l= longitud de la bobina en pulgadas
n= número de espiras

El flujo magnético (del campo creado), será siempre proporcional a la intensidad que recorre la bobina. En este caso podemos decir que:

F = L x I; donde F es el flujo magnético, I la intensidad de la bobina y L la inductancia.

Esta es otra forma de calcular la inductancia (L).

Simbología utilizada en bobinas

Para acabar decir que cualquier conductor tiene inductancia, incluso cuando el conductor no forma una bobina. La inductancia de una pequeña longitud de hilo recto es pequeña, pero no despreciable si la corriente a través de él cambia rápidamente, en este caso, la tensión inducida puede ser apreciable.