Elevalunas eléctricos. Diagnosis.

1. Elevalunas eléctricos. Diagnosis. Introducción.

El simple movimiento de apretar un interruptor eléctrico permite que la luna de la puerta se eleve o descienda, en función de las necesidades del usuario del automóvil.  

En éste mecanismo se pueden producir averías, unas de índole mecánico, otras eléctricas.

2. Averías mecánicas.

Entre las mecánicas se encuentran el descarrilamiento de los cables por falta de alineamiento entre poleas y carretes, debido a haberse forzado el mecanismo para intentar bajar a la fuerza la ventanilla o por una deficiente sustitución y montaje de la luna de la puerta. En otros casos no se utilizan cables si no regletas dentadas accionadas por engranajes.

El síntoma más claro de una avería es la aparición de un ruido característico de tableteo, a modo de carraca, y la correspondiente dificultad de realizar la operación de elevación o descenso de la luna. 

Otro enemigo de este mecanismo es el desgaste de los engranajes, por lo que se aconseja engrasar cada uno de los mecanismos: poleas, engranaje y carrete, para conseguir en todo momento un suave y fácil funcionamiento. Es aconsejable deslizar por las guías de las lunas el borde de una pequeña pastilla de jabón para favorecer el deslizamiento. Elevalunas eléctricos. Diagnosis.

Otra observación importante es la de corregir la colocación defectuosa de las guías de las lunas, pues pueden forzar los cierres de  éstas sobre los alojamientos-guía y si no se corrigen en un principio será mucho más difícil hacerlo pasado el tiempo.

3. Averías de origen eléctrico.

Las averías de índole eléctrica se expresan por la inmovilidad del sistema. En tal caso, debemos de seguir los siguientes pasos: comprobar que el fusible correspondiente a este mecanismo funciona correctamente, vigilar si las masas del sistema son correctas, y comprobar si las conexiones al sistema eléctrico están bien ejecutadas.

4. Sistemas de elevalunas gobernados por un pulsador: (Se comprueban en el conector del pulsador)

4.1. Ni suben ni bajan dos Elevalunas eléctricos. Diagnosis. (delanteros o traseros)

Ni suben ni bajan 2 elevalunas delanteros o traseros
Ni suben ni bajan 2 elevalunas delanteros o traseros

4.2. Ni sube ni baja la luna de una puerta.

Ni suben ni baja la luna de una puerta

4.3. Sube pero no baja (o al revés) un cristal.

· En los pulsadores de 5 ó 6 terminales, comprobar el cable de masa  correspondiente (hay 2)
· Cambiar el pulsador del elevalunas. Elevalunas eléctricos. Diagnosis.

4.4. Sube y/o baja lentamente.

Elevalunas eléctricos. Diagnosis. Sube y/o baja lentamente
Sube y/o baja lentamente. Elevalunas eléctricos. Diagnosis.

5. Sistemas de un elevalunas gobernados por dos pulsadores (en puerta del conductor y puerta del acompañante) (Se comprueban en las fichas de los pulsadores)

5.1. No sube ni baja el cristal desde el pulsador de la puerta del conductor.

no sube ni baja el cristal desde la puerta del conductor
Ni sube ni baja el cristal desde la puerta del conductor.

5.2. No sube ni baja el cristal desde el pulsador de la puerta del acompañante.

No sube ni baja el cristal desde la puerta del acompañante
No sube ni baja el cristal desde la puerta del acompañante

5.3. Sube pero no baja (o al revés) el cristal desde uno de los pulsadores.

Sustituir el pulsador correspondiente. Elevalunas eléctricos. Diagnosis.

5.4. No funciona. Elevalunas eléctricos. Diagnosis.

Elevalunas eléctricos. Diagnosis. Elevalunas no funciona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.