Descripción y funcionamiento del plano aspirante

Plano aspirante

 

Descripción

El plano aspirante es el equipo ubicado en la zona de trabajo de preparado y pintura, encargado de extraer el aire contaminado de la misma. Su fin es el de mantener controladas las partículas generadas en el lijado y en el pulverizado de pinturas.

El grupo de extracción se encarga de aspirar o extraer el aire, que contiene polvo de lijado, vapores y nieblas de pulverización, a través de la rejilla ubicada en el nivel inferior. Una vez filtrado, se expulsa al exterior.

La función del equipo de inyección es repartir, desde la parte superior y de una forma homogénea, el caudal de aire filtrado en circulación. Dispone de un bastidor donde se incluyen los elementos filtrantes y los plafones que alojan los tubos fluorescentes, que proporcionan una intensidad de luz adecuada al tipo de trabajos a realizar. Intermedio en la tubería de inyección se encuentra el calentador de aire, encargado de templar y secar el aire que se inyecta en el plenum, eximiendo al ambiente interior de la humedad del ambiente.

 

Mantenimiento

La zona de preparación es semejante a la que se emplea en la cabina de pintura; posee unos planos aspirantes –con sus correspondientes filtros– en la parte inferior; también puede disponer un plenum de impulsión en el techo. La impulsión como extracción se realiza mediante una turbina, que incorpora unos prefiltros, a semejanza de la cabina de pintura.

El mantenimiento se efectuará siguiendo los mismos criterios que en las cabinas, si bien en los filtros de suelo se saturarán en menor período de tiempo, ya que se realizan trabajos de lijado, con una elevada producción de polvo.